Peregrinaciones organizadas del año 2012 con motivo de la proximidad de la solemnidad de Cristo Rey del Universo.

Peregrinaciones organizadas del año 2012 con motivo de la proximidad de la solemnidad de Cristo Rey del Universo.

El sábado 1 de septiembre en una mañana fría, llegó el Excmo. Sr. Obispo Don José De Jesús Martínez Cepeda, con 4000 jóvenes, que llevados por su fe y amor a Cristo Rey, llegaron como peregrinos para rendirle su homenaje, de alabaza y adoración al Rey del Universo. Y también para expresarle sus necesidades. Estos jóvenes se prepararon durante un año meditando en el misterio de la cruz donde Jesucristo se constituye como Rey, al morir por toda la humanidad.

El día 31 por la noche, los jóvenes participaron en la velada festiva y de oración en el campamento (lugar que se ubica a la falda de la montaña de Cristo Rey y de donde suelen partir otras peregrinaciones). En la jornada de oración los jóvenes meditaron sobre el evangelio de San Juan 6, 1-14, donde Cristo manda echar las redes a la derecha de la barca y lograron una pesca abundante, realizándose este milagro por la obediencia y la fe en el Señor Jesús. De esta manera, los jóvenes fueron invitados a aceptar la misión que Cristo les confía pero sin hacer a un lado la cruz, pues aceptar la cruz de Jesús, es aceptar la misión.

También se les exhorto a los jóvenes, para que sean jóvenes que no pongan oídos sordos ante la necesidad de testimoniar la vida de Cristo con fortaleza, audacia y espíritu de lucha. Los jóvenes de esta diócesis de Irapuato, asumieron la misión a la que los envía el Señor.

El día 1 de septiembre, el Señor obispo José de Jesús Martínez Cepeda, presidió la santísima eucaristía, donde concelebraron algunos sacerdotes de la diócesis de Irapuato. En su homilía dirigida especialmente a los jóvenes, les habló del relativismo, donde la moral –subjetiva- parece ser la medida de las necesidades humanas. También señalo, la presencia de una laicismo exasperado, donde la razón acepta todo: la homosexualidad, los matrimonios homosexuales y otras múltiples formas de relacionarse, donde se dan todas clases de libertades, pero no se puede permitir –según ellos-, la libertad de expresar lo religioso.  El laicismo se presenta con un odio aberrante e irracional contra todo lo religioso.

Ante esta problemática actual, el obispo exhorto a los jóvenes para celebrar el año de la fe y poder rectificar el camino de hacia lo auténticamente religioso llevados por la fe. Este año de la fe, la Iglesia, lo celebra con motivo de los 50 años del inicio del Concilio Vaticano II, que nos dio tantas luces y además, tenemos que reconocer las grandes ideas doctrinales que el Espíritu Santo sugirió para dirección y misión de la Iglesia a favor de la humanidad. También celebramos los 20 años de doctrina del Catecismo de la Iglesia Católica, donde encontramos –junto con la Palabra de Dios- la temática de nuestra fe que hay que renovar, afianzar, purificar y proclamar. A lo cual todos estamos involucrados, el Señor por el bautismo nos metió en su barca para una misión.

El señor obispo termino diciendo a los jóvenes: “vayan pues y continúen la misión y que el Señor los bendiga”.