ESPIRITUALIDAD Y MISION DEL SANTUARIO DE CRISTO REY

Desde el principio el hombre en su afán de entrar en relación con lo sobrenatural, busca formas, tiempos y lugares sagrados, de acuerdo a su tiempo y cultura. Posteriormente, en todas las religiones es el templo el lugar Sagrado, en el que se supone que la divinidad se hace presente a los hombres para recibir un culto y hacerles participes de sus favores y de la vida, desde luego, el lugar de residencia ordinaria de la divinidad no pertenece a este mundo; pero es el templo donde se identifica en cierto modo con ella, tanto que gracias a él entra el hombre en comunicación con el mundo de los dioses.

Este simbolismo fundamentalmente se halla también en el Antiguo Testamento, donde el templo de Jesucristo es signo de la presencia de Dios ante los hombres. Pero se trata solo de un signo provisional, que en el Nuevo Testamento será sustituido por un signo de otra índole: el Cuerpo de Cristo y su Iglesia.

Por eso con gran razón el Papa Juan Pablo II señalaba los Santuarios como un regalo de Dios a la humanidad, los citaba como un oasis del Espíritu para el hombre. Un lugar preciso para el encuentro del hombre con Dios.

En el Santuario de Cristo Rey la espiritualidad se vive en la liturgia por la administración de los sacramentos, especialmente la Eucaristía y el sacramento de la Reconciliación, lo que exige una predicación adecuada para Evangelizar también las expresiones de la religiosidad popular.

Una misión ardua y edificante

1. Aspecto Evangelizador y Catequético

Nuestra preocupación es aprovechar la peregrinación para hacer reflexionar sobre el valor de ésta como signo de la Iglesia que peregrina hacia la casa del Padre.

Algunas peregrinaciones masivas, como la marcha Juvenil Nacional y Diocesana se reúnen en los campos que forman la falda de la montaña, iniciando con una instrucción catequética y una jornada de oración ante el Santísimo Sacramento.

En las homilías se insiste en el valor de ser peregrino y en el compromiso que esto implica. Se trata de catequizar sobre el valor de la Eucaristía y el sentido de Iglesia, especialmente cuando cada grupo quiere su propia celebración Eucarística. Cuando se pide la administración de algunos Sacramentos como el Bautismo, Primera Comunión y el Matrimonio se trata de persuadirlos para que lo hagan mejor en su comunidad Parroquial.

2. Aspecto litúrgico

Los Sacerdotes están en la disponibilidad de celebrar la Eucaristía para los grupos que van llegando y en cada misa se ofrece la oportunidad de acercarse al sacramento de la Reconciliación. Por las tardes se recibe a las diferentes secciones de la Adoración Nocturna comenzando con una liturgia penitencial.

Pastoralmente se ayuda a los fieles para que durante la celebración Eucarística tomen una parte activa, respondiendo, cantando y observando las posturas que la liturgia exige en los diversos momentos.

3. Aspecto Espiritual

Se insiste a los peregrinos no reducir su venida al Santuario a una visita turística sino que se trata de catequizarlos sobre el sentido del Santuario como lugar de oración, encuentro con Dios y remanso en el Espíritu.

A quienes vienen solamente en el plan de turismo, sin una actitud de oración, se les invita a que adopten una actitud de silencio para que favorezcan la oración de otros grupos de personas.

En la medida de lo posible se ofrece a las personas la oportunidad de la confesión y a las personas necesitadas de dirección espiritual se les escucha y orienta con paciencia.

4. Aspecto Social

La vida del Santuario ha proporcionado desde siempre trabajo y sostén para muchas familias de las comunidades vecinas. Actualmente el Santuario proporciona una fuente de trabajo directa a 90 personas.

Están establecidos 3 grupos de comerciantes dando un total de 160 personas cabezas de familia y la mayor parte gozan de un lugar ya establecido, 80 personas cuentan con un local comercial donde se expenden alimentos cerámica de la región y dulces típicos.

Otro aspecto de la obra social es el mantenimiento continuo del camino empedrado con una extensión de 13 kilómetros. Aunque este mantenimiento no le corresponde al Santuario, sin embargo lo realiza continuamente para protección de los mismos visitantes.

El agua era un verdadero problema, se abastecía con pipas que hacían un recorrido de 62 kilómetros, pero gracias a Dios se ha perforado un pozo que beneficia con su agua al Monumento de Cristo Rey y a la comunidad entera.

Se está solicitando al gobierno estatal la creación de un nuevo acceso a la Montaña de Cristo Rey, que significaría también nuevas fuentes de trabajo y una mejor comunicación para algunas comunidades rurales.

5. Piedad Popular

La piedad popular que es muy valorada en el documento de Aparecida Brasil, es un reto misional para el Santuario, nuestro pueblo Mexicano, conserva la inapreciable riqueza de una fuerte religiosidad, que puede ser un terreno fértil para la vivencia cristiana pero que necesita ser purificada mediante una evangelización adecuada y con el fin que todo confluya hacia un encuentro con Cristo especialmente en los Sacramentos de la Eucaristía y la Penitencia y un compromiso social llevados por el amor.