La Custodia y otros recintos

LA CUSTODIA MONUMENTAL

La idea es del Sr. Obispo Martín del Campo y del P. Betancourt, el arquitecto Mariscal la diseñó, el sr. Lorenzo Rafael la modeló y el orfebre Francisco J. López la realizó. En ella están dibujadas las rosas que nos recuerdan a Santa María de Guadalupe, el mapa de México, el Aguila Azteca que nos recuerda Tenochtitlán, dos Angeles que sostienen el Sol de la custodia con una mano y con la otra las coronas del triunfo y del martirio de Cristo; uno de los ángeles simboliza el Angel de la Diócesis de León, y el otro el Angel de la Patria Mexicana, uno de ellos tiene el cetro regio que sostiene el Sol y el pectoral propiedad del Sr. Obispo Emeterio.

El Sol esta circundado por ráfagas y doce estrellas que simbolizan los Apóstoles y en la parte superior una gran estrella que simboliza a María, Madre de Cristo. Todo ello descansa sobre un hemisferio a cuyo pie encontramos las palabras de victoria: ”¡De rodillas ante el Rey! ¡Viva Cristo Rey!”

La bendición de la custodia la hizo el Emmo. Cardenal mexicano Dn. José Garibi Rivera. La primera Bendición Eucarística a la Patria con la Hostia Consagrada (de 20 cms. de diámetro), la impartió el Delegado Apostólico Dn. Luigi Raimondi, y hubo de colocar el viril (de 24 cms. de diámetro) en otra custodia menor (Las Manitas de la Virgen), que consta de unas manos en oración, las de María, en cuyas orlas del vestido tiene la jaculatoria “A nosotros con todo el pueblo piadoso nos bendiga la Virgen María”.

EL ALTAR DE LA PATRIA

El Altar Mayor, calificado como “el Altar de la Patria” se encuentra debajo de la semiesfera que sostiene la estatua de Cristo Rey, es obra de Fidias Elizondo quien lo modeló en mármol, bronces y plata. Consta con una base de mármol, de tres gradas circulares en pirámide, en ella están inscritas las jaculatorias cuyo autor es Dn. Manuel M. Urquiza: “¡SagradoCorazón de Jesús, perdónanos y se nuestro Rey! ¡Santa María de Guadalupe, Reina de México, ruega por tu Nación!”

La segunda parte, la base del ara, es el tetramorfos. El ara es una gruesa loza de mámol. El Sr. Cardenal Dn José Garibi Rivera, Arzobispo de Guadalajara realizó la bendición con la asistencia de muchos obispos a las 11:00 de la mañana del 16 de septiembre de 1966.

EL TEMPLO DE MARÍA REINA

En la falda sur de la Montaña de Cristo Rey, a la vera del camino, junto al poblado de Baños de Aguas Buenas se construye todavía el templo bajo la advocación de María Reina de todo lo creado, en su misterio de entrada a los cielos, siendo coronada por la Santísima Trinidad. Este templo fue idea del P. Miguel de María Enríquez Villanueva, gran devoto de María, quien pensó que los peregrinos que se dirigían a la Montaña de Cristo Rey deberían escalarla arrodillándose primero a los pies de María Santísima y platicar con ella, pues el principio teológico reza “Ad Jesum per Mariam”. La primera piedra la puso el Sr. Obispo Dn. Manuel Martín del Campo acompañado por el P. Enríquez y numerosos peregrinos que viajaron de León a la celebración el 4 de enero de 1953. No se sabe cómo el P. Enríquez logró el permiso para construir el templo, pues se sabía que no se querían templos ni monumentos que distrajeran la ascención a la Montaña de Cristo Rey.

La obra del monumento sigue hasta nuestros días y se hacen esfuerzos por proporcionar todos los servicios a los peregrinos que ascienden a esta Santa Montaña, para dar testimonio de su fe y una prueba de su amor a Cristo Rey.

(La mayoría de los datos fueron tomados de TABOR MEXICANO,  José de Jesús Ojeda S., ART-REL, México 1999, 5ª. ed.; y de la revista La Montaña de Cristo Rey, noviembre y diciembre del 2001, pp. 141-143).

P. Silverio Chávez Ayala

Wordpress Themes - Wordpress Video Themes - Wordpress Travel Themes - WordPress Restaurant Themes