Santuario de Santa María de Guadalupe.

Donde esta el Rey no puede faltar la Reina, por eso la providencia de Dios quiso que bajo las plantas de Cristo Rey se edificara el Santuario de su Madre Santa María de Guadalupe. En el tiempo de la excavación, buscando tierra firme para poner las zapatas que servirían de fundamento para el Santuario de Cristo Rey no se encontraba piso firme, abriéndose asi un gran espacio el arquitecto Nicolás Mariscal Piña, que dirigía la obra, muy preocupado fue con el Señor Obispo Emeterio Valverde y Téllez para comunicarle la existencia de aquel hoyo, el Señor Obispo le contesto: “No se apure arquitecto que en ese hoyo se construirá el Santuario de la Reina, porque donde esta el Rey no debe faltar la Reina”.

En este Santuario de Santa María de Guadalupe se realiza casi todo el culto sacramental. Los domingos y días ordinarios se celebra el sacrificio de la misa, se administra el sacramento de la confesión y se celebra el acto penitencial para recibir a los adoradores.