ADORACIÓN NOCTURNA

Una de las actividades religiosas más fuertes y vitales de este Santua¬rio es la Adoración al Santísimo Sacramento, tanto de día como de noche. De día esta adoración se realiza por un grupo de religiosas del “Corde Jesú”, y por la noche la sección de la Adoración Nocturna Mexicana que corresponda. Se les recibe normalmente cada día a las 6.00 pm. en el Santuario de Santa María de Guadalupe, sólo en el Novenario de preparación a la ¬fiesta de Cristo Rey se les recibe en su mismo Santuario, agregando al¬gunos otros elementos a la celebración penitencial para indicar que nos encontramos en la preparación inmediata a la Solemnidad.

La Celebración Penitencial, se realiza con el fin de ayudar a los ado¬radores y peregrinos acompañantes a recibir mejor el Sacramento de la Penitencia, se les ayuda a hacer el examen de conciencia y se propicia el espacio para la reconciliación. Se continúa con el rezo del Santo Rosario y las 10.00 P.M. inician su vigilia de obediencia a Cristo Rey de la Paz, como acto de reparación y expiación por los pecados de la Patria y del Mundo, culminando a las 6.00 am. con la bendición del Santísimo Sacramento y la Celebración de la Eucaristía.

La adoración perpetua del Rey Eucarístico, fue el ideal del Ecxmo. Sr. Obispo Dn. Emeterio Valverde y Tellez, al construir el monumento. Y el Ecxmo. Sr. Obispo Dn. Anselmo Zarza Bernal continuó las gestiones ini¬ciadas ante el Consejo Supremo de la Adoración Nocturna, a fin de que se estableciese la Adoración perpetua que se había realizado en muchos días del año, pero que continuaba interrumpida en gran parte de él. Pero llegaron los días 28 y 29 de Mayo del año 1967,en la Asamblea Na¬cional de la Adoración Nocturna, con ocasión de la entrega de la Rosa de Oro de su Santidad Paulo VI a Santa María de Guadalupe, envió como su representante al Padre José Anaya, a fin de que expusiera la solicitud respectiva, que fue aceptada por unanimidad por parte de los Adoradores Nocturnos Mexicanos. Por tanto se fijó el día 11 de Enero del Año de 1967 como fecha inicial para la celebración, de una nueva vigilia de es¬pigas con el objeto de fundar la Adoración perpetua Diurna y nocturna del Santísimo Sacramento.